Vivir una eternidad

Los días logran cansarme tanto, los años pueden convertirse en eternidades… Quiero dormir mil años…

En sueños me ví, caminando con dificultad, mis pies pesaban demasiado, se anclaban al suelo, no me permitían seguir avanzando.

En el camino se ha perdido mi mirada, al igual que un día se perdio mi capacidad de vivir. Recuerdos borrosos de tinte azul, como un cielo sin estrellas…

Mi profunda melancolía se ha adherido a las paredes de mi mente, como una bacteria fue pudriendolo todo. No quisieras saber el porqué, te dolería inviernos…

Sigues perdurando, ojalá me dejarás en paz. El camino se nublo demasiado, ya no veo con claridad

Melancolía te veo en rostros cercanos como en desconocidos, te veo en llantos y te veo en risas…

Quizás siempre estuviste, quizás pasabas desapercibida.. Tu rostro me es familiar, creo conocerte de toda una vida…

Anuncios

Un comentario sobre “Vivir una eternidad

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: