La belleza detras de los malos recuerdos

Soledad, me sobrepasas, me expones ante todos, me bañas en lagrimas, inundas la habitación… Quisiera nadar… Quisiera cruzar un rio.

Grito al cielo que la realidad me desagrada y esta no hace el menor esfuerzo por cambiar. La utopía del “como debería ser”, me ha dejado acabado, no podré aceptarlo. Este pensamiento que no me deja ir es constante y muy tedioso.

Mis delirios acabaron con mi vida tantas veces… Hoy día me encuentran más del lado de los muertos que de el de los vivos.

No quiero seguir, aún así hago mi mayor esfuerzo. Me causa gracia todo lo que lo intento. No es necesario, pero es mejor que hacer alguna estupidez. Estoy tan cansado, los días se ven tan similares unos de otros, buscando algo que me distraiga de los malos recuerdos… Siempre va a ser de esta manera, he podido entenderlo. Mi realidad es un fraude… Nunca podré aceptar el absurdo de la vida.

Mujer de piel blanca, dulces piernas que oculten mis ojos inundados… Que bien me harías, brillarías en mi oscuridad… Sueño con que nuestros caminos choquen y vuelen lagrimas… Que veas cuanto he cambiado, como he aprendido de la vida y ella de mí… No lo creo posible, pero vive en mi tu recuerdo. Lo harías más soportable, me ayudarías a cruzar el rio…

El saber que la solución a mis problemas no volverá jamás… Me sobrepasa…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: