Serpientes en huesos

El tabaco logro arder en mis ojos, pude distinguir bellas figuras femeninas en este humo, caderas tan onduladas como olas. Bailé sobre huesos, la sonrisa que tenia me generaba confianza, sin embargo mis ojos me hicieron dudar, el inconsciente no da explicaciones. En mi tiempo dentro de esta cueva con ángeles y demonios me supe encontrar, me dieron consejos para vivir, como si supiesen… Tan solo sigo avanzando aquí dentro, pisando huesos que se sienten como rosas, se rompen en mil pedazos con mis pisadas, ángeles y demonios huyen de mis gritos, escapan de mis llantos, lagrimas me recorren el cuerpo como insectos y mis ojos tan solo se derriten. Pude percatarme de que mi brazo llevaba colgada una pequeña serpiente tan apretada a él que en mi delirar la creí un tatuaje más. Logro divisar la luz pero mis pies arden por el nefasto recorrido, voces que vienen por sobre mis hombros, desde el final de la cueva, me piden que vuelva y me toman de los tobillos, estoy demasiado cansado para seguir escuchando a estas sombras, llegaré de alguna manera… Aunque sea a rastras…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: